Saltar al contenido

Persianas venecianas

Existen un gran número de formas diferentes de equipar unas ventanas para adaptar el nivel de luz y calor de una estancia a distintos requerimientos, así como de decorarla con elementos variados.










Las persianas venecianas son una opción interesante para tamizar la luz de cualquier ventana, como por ejemplo también existen las famosas cortinas o los estores. Este tipo de dispositivo cubre ventanas será perfecto para proteger cualquier habitación de las miradas exteriores y también para regular el paso de la luz.









Por qué escoger una persiana veneciana

Las persianas venecianas tienen diferentes ventajas que las hacen ser una buena opción para revestir las ventanas. Por ejemplo, tiene un sistema muy sencillo para poder colocarla. Además no hay que estar pensando en si quedará larga o corta, como pasa con las cortinas tradicionales, solo hay que medir bien la ventana para elegir la persiana veneciana perfecta. Son una buena opción para poder mantener la intimidad dentro de la casa. Aunque estén un poco abiertas se puede seguir manteniendo la intimidad dentro del hogar. Otra ventaja es poder regular la luz al gusto. Con una cortina de toda la vida no es posible. Si es fina entrará demasiada luz y si es gorda no entrará casi nada, pero con las persianas venecianas como se pueden abrir y cerrar al gusto o dejarla a medias, siempre tendrás la luz correcta que quieres. Y limpiarla es muy sencillo, no hay que meterlas en la lavadora, le puedes pasar un trapo húmedo para quitarles el polvo y listo. Con una persiana veneciana siempre acertarás en tu elección. Tienes diferentes colores para que puedas adaptar la persiana al estilo decorativo que tengas en casa.

Elegir unas persianas venecianas acordes con la decoración

Así como se pueden encontrar un gran número de formas diferentes de cubrir unas ventanas, existen también diferentes estilos de persianas venecianas. Se trata de unos elementos que suelen estar elaborados con madera, con aluminio o con PVC y están conformadas por un conjunto que a su vez está formado por láminas de diferentes tamaños que se pueden subir o bajar utilizando cuerdas gracias a una especie de varillas o guías. Utilizando este funcionamiento se puede regular el paso de la luz. Es interesante seleccionar unas persianas que combinen con el resto de la decoración, puesto que podrán encontrarse desde algunas más clásicas y aptas para todo tipo de estancias, como las de acabados de madera, hasta otras realmente modernas con acabados de metal en diferentes tonos vivos.

Es importante tener en cuenta el tipo de ventana en el que quieres poner una persiana veneciana. No es lo mismo una ventana corredera que una que sea abatible. En una corredera hay menos problema que en la abatible, ya que no molestará la persiana para abrir o cerrarla, solo tienes que medir la ventana y escoger la persiana que se adapte a la medida. En caso de una ventana abatible, es decir, se abra hacia dentro o hacia afuera, hay que poner la persiana unos 15 cm por encima de la ventana para permitir que se pueda abrir con facilidad. Por lo demás, no existe ningún tipo de problema. También, sin importar la clase de ventana que tengas, hay que escoger una persiana veneciana que mida por los lados algunos centímetros más, para que tape la totalidad de la ventana sin dejar ningún hueco.

Gran variedad de persianas venecianas

Las persianas venecianas son una gran opción porque aportan mucha intimidad, ya que desde fuera no se podrá ver nada del interior y no obligan a renunciar a la luz natural, porque ésta podrá continuar pasando por los agujeros. Además permiten también que se pueda regular la luz de paso de forma gradual y se pueden limpiar de forma cotidiana mucho más fácilmente que unas cortinas y que cualquier estor. En adición, cómo no es un material textil, no habrá que preocuparse por los ácaros. Son ideales para aquellas habitaciones minimalistas a las que se quiera dar un toque fresco, ya que no resultan tan pesadas o clásicas como unas cortinas, aunque si se desea aportar un toque hogareño, siempre se podrá recurrir a las de madera pues resultarán mucho más íntimas y familiares.

Las puedes encontrar de varios tipos a la hora de abrirlas. Las lamas pueden ser verticales y horizontales y se pueden abrir hacia los lados, arriba o hacia abajo. Aquí depende del gusto de cada persona el tipo de cortina que vaya a usar.

Aunque es cierto que las cortinas venecianas suelen estar decoradas de manera simple, pueden ser de colores diferentes pero nada más, uno mismo las puede personalizar. Siguiendo el estilo DIY, o “hazlo tu mismo” puedes escoger persianas venecianas baratas y luego pintarla en diferentes colores, esto quedará muy bien para la habitación de los más pequeños. Otra idea sería utilizar vinilos decorativos para decorar la persiana con algún motivo divertido.

Lo importante de estas persianas, es que, podrás tener intimidad, un bonito revestimiento para tu ventana y podrás dejar entrar tanta luz como quieras. Estas persianas son decorativas por sus múltiples colores, fáciles de colocar, de limpiar y son perfectas para cualquier tipo de decoración.

¡Solo te puedes llevar lo mejor!

  • Baúl de madera: ¿Estás cansada de que tu hijo siempre tenga los juguetes tirados por el suelo? ¿Por qué no le compras un bonito baúl de madera? Ahora seguro que los tendrá recogidos siempre.
  • puffpera.net: Nada mejor que coger un bol de palomitas y sentarte delante de la televisión con tu precioso puff pera. Verás lo bien que estás mientras disfrutas de tus programas favoritos bien a gusto.